CORE8

Post técnico: progresión para el core

Cuando hablamos de construir siempre decimos que hay que tener unos buenos cimientos y una base sólida. Durante la práctica deportiva este concepto también es aplicable porque consiguiendo una estructura robusta vas a poder realizar actividades y movimientos con garantías de seguridad y eficacia. Al centro de esa estructura, en la jerga de los entrenadores lo llamamos CORE, que significa centro. Hace unos cuantos años ya, Joshep Pilates también denominó a la parte central de cuerpo como núcleo, que es el conjunto de estructuras del abdomen donde convergen los músculos, huesos y ligamentos que dan soporte a la cadera y columna.

Los músculos que forma el CORE son abdominales, lumbares, suelo pélvico, glúteos y musculatura profunda de la columna. El trabajo de esta zona tienen una relación directa con la prevención de lesiones y mejora de la movilidad en la cadera, si queremos que el trabajo en el gimnasio esté completo y mejorar nuestra figura de la forma más sana tendremos que trabajarlo de manera óptima.

La sobrecarga de algunos músculos puede llevar a una reacción en cadena que lleva a desequilibrios musculares pudiendo generar lesiones, no siempre con dolor agudo. Cuando la cadena cinética que genera movimientos no es adecuada y la parte muscular no actúa de forma eficiente, hemos encontrado la zona que debemos mejorar, ahí tenemos el eslabón débil.

Como si de una tela de araña se tratara, cada músculo tiene su importancia y el conjunto de todos permite que nos aporten una completa funcionalidad como:

  • Estabilidad de nuestro cuerpo, permitiendo un buen equilibrio y coordinación brazos – piernas.
  • Protector ante lesiones, proporcionar más fuerza en nuestras extremidades.
  • Aliviando dolores de espalda, repartiendo mejor la fuerza y cargas que debemos manejar en el día a día.
  • Mejor eficacia en los movimientos, siendo más equilibrados y más eficientes técnicamente.
  • Protección de los órganos internos y nos ayuda a respirar mejor.

Es importante entender que el trabajo de uno de estos músculos por separado es erróneo y en demasiadas ocasiones lo solemos llevar al trabajo de “crunch abdominal” para sacar six-pack o tableta, habiendo infinidad de posibilidades más saludables y que cualquiera de los profesionales del TEAM Sportia estará dispuesto a enseñarte.

Con toda esta introducción, aquí tienes la parte divertida, la parte práctica con la que ponerte a trabajar tu CORE de forma equilibrada, es una progresión de 8 ejercicios, cada uno más exigente que el anterior.

Comienza probando con el primero y si tu nivel de condición física y técnica te lo permiten, avanza hasta el siguiente.

Core1 Sportia (1) Core1 Sportia (2) Core1 Sportia (3) Core1 Sportia (4) Core1 Sportia (5) Core1 Sportia (6) Core1 Sportia (7) Core1 Sportia (8)

El post técnico anterior que realizamos los enfocamos a los glúteos, que tienen una conexión importante con el abdomen y seguro te interesa leerlo, lo tienes accesible en este enlace


Mario Ureña

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Colegiado 60.420

Entrenador en Sportia Gimnasios